MARIA TRAVI

Maria Travi nace en el año 2010 como un hobby autofinanciado. Combina varias de las pasiones de su creadora, a quién le fascina el trabajo manual (es licenciada en artes visuales y diseñadora) y así ha vivido los efectos de la exposición a agua, barro, diluyentes y otros materiales tóxicos sobre sus manos. Además de ello, tiene una pésima piel. Gracias a ingredientes como la manteca de karité  (hay un antes y un después de ella en su vida) y la creación de su propia marca, logró sanar traumas que venían desde la infancia  y ser una persona más feliz.